María Florencia Rodríguez, con su proyecto “El Nuevo Progreso: cocina + arte” de la ciudad de Tilcara, fue elegida como ganadora por el jurado integrado por Mauro Colagreco, Manu Buffara, Richard Geoffroy y Martín Molteni.

 La cocinera de 48 años es porteña de nacimiento y jujeña por elección. Vive en Tilcara desde 2003. La vida en Quebrada le generó una refundación de su cocina. Fue premiada con un corcho bañado en oro tallado por el orfebre argentino, Juan Carlos Pallarols. Además, viajará a Francia para realizar una pasantía de una semana Mirazur junto a Mauro Colagreco.

Saúl Lencina con “Poytava, cocina misionera” de Posadas y Paula Chiaradia con Fonda Sur de Trevelin, fueron los otros chefs finalistas que pusieron en valor la gastronomía de sus regiones a través de esta iniciativa de Baron B que buscar reconocer proyectos gastronómicos que trabajan en sintonía con el medio ambiente, en contacto con los productores locales y generando un aporte para la gastronomía nacional.

Este año el ave fue el protagonista principal de la receta que los cocineros debieron presentar acompañando sus proyectos y maridados por una de las tres variedades de Baron B.

Los tres platos y las presentaciones de los chefs finalistas fueron evaluados por un jurado de excelencia conformado por Mauro Colagreco, Presidente del jurado y creador de Mirazur, restaurante reconocido con tres estrellas Michelin, elegido como mejor restaurante del Mundo en el ranking The World & 50 Best Restaurants y el primero del mundo 100% libre de plástico; la reconocida chef brasileña Manoella “Manu” Buffara, autora del restaurante Manu en Curitiba, destacada en el mismo como “cocinera a seguir” y hacedora de un extenso trabajo social y comunitario alrededor de su proyecto; el prestigioso Richard Geoffroy, Chef de Cave de Dom Perignon durante 28 años y dueño de una experiencia infinita de excelencia en el mundo de los espumosos y alta gastronomía y Martín Molteni, dueño de Pura Tierra y pionero en la gastronomía autóctona de alta gama.

Fue una final diferente a las del 2018 y 2019, porque con motivo de la pandemia los tres jurados que residen en el exterior no pudieron viajar a Buenos Aires para estar presentes. Por ello se montó un escenario donde Mauro Colagreco, Manu Buffara y Richard Geoffroy pudieron seguir de forma virtual las presentaciones de los tres cocineros, realizarles preguntas, mientras que un grupo de invitados podían también verlos en las pantallas colocadas especialmente para la ocasión. Martín Molteni fue el encargado de llevar adelante la conducción del evento, y de contarle al resto del jurado sus apreciaciones sobre los platos.

Fue una final diferente a las dos ediciones anteriores, porque con motivo de la pandemia los tres jurados que residen en el exterior no pudieron viajar a Buenos Aires para estar presentes y siguieron de forma virtual las presentaciones de los tres cocineros. Mauro Colagreco se mostró muy entusiasmado por la riqueza de contenido de los tres proyectos ya que muestran el rol del restaurante del futuro.