Renovando el compromiso con los vinos de calidad, que hablen tanto del lugar de donde nacen como de la diversidad de cepas con la cual se los elabora, Vinos de Potrero acaba de lanzar al mercado su primer Cabernet Franc. Bautizado “Potrero Reserva Cabernet Franc”, llega desde el privilegiado terroir de Gualtallary para llenar de alegría, aromas y sabores las copas de la Argentina y del mundo.

Desde el año 2008, Bodega Vinos de Potrero viene recorriendo un camino en la elaboración de vinos de alta calidad, que comienza en su viñedo de Gualtallary, en pleno corazón del Valle de Uco mendocino, para proyectar sus vinos de partidas limitadas a diversos mercados de la Argentina y del mundo.

Se trata antes que nada de un proyecto familiar, que nace de los sueños compartidos de dos amantes del vino, Belén Soler Valle, quien lo dirige como manager, junto a su marido, Nicolás Burdisso, ex futbolista, quienes han logrado conformar un talentoso equipo convocando al reconocido enólogo Bernardo Bossi Bonilla y al ingeniero agrónomo Marcelo Canatella, dos importantes referentes en la escena vitivinícola mendocina.

Un ansiado debut

La llegada de su primer Cabernet Franc es motivo de grandes celebraciones para la familia ya que se trata de un varietal que los enamora y los conmueve profundamente, conscientes de la calidad que es capaz de desarrollar la variedad en este terroir soñado.

“Este nuevo lanzamiento, tanto para mí como para Belén, es motivo de orgullo, es otro de los tantos objetivos que nos vamos poniendo y que se van cumpliendo en el correr del tiempo. El Cabernet Franc es un varietal que a nosotros nos gusta mucho y ahora poder elaborarlo y tenerlo entre nuestro equipo nos llena de felicidad y nos hace sentir que estamos haciendo las cosas bien. Este tipo de desafíos nos dan el impulso necesario para ir por más”. Nos cuenta  Nicolás Burdisso co-fundador de Vinos de Potrero
Una variedad tinta que da que hablar
Originaria del clima húmedo de Bordeaux (Francia), el Cabernet Franc es una variedad relativamente jóven para la Argentina vitivinícola, de la cual hay aún muy pocas hectáreas plantadas, adaptándose de manera excepcional a los viñedos de altura (a más de 900 msnm) y al clima seco de la provincia de Mendoza. Comenzó a ser plantada en el país en los años 90 para darle fuerza a los vinos de corte, sin imaginar que se convertiría en un varietal en sí mismo. Si bien la superficie plantada con Cabernet Franc es mínima en relación a otras tintas, la variedad sobresale ampliamente por su calidad.
“Estamos muy orgullosos de poder elaborar y lanzar al mercado un nuevo vino, nuestro primer Cabernet Franc, que ha sido mimado desde los comienzos, como a un bebé que se suma a la familia. Hemos decidido plantar este nuevo varietal en un lugar privilegiado, en el medio de nuestra  finca. Y ha sido toda una experiencia verlo crecer. Y hoy poder tenerlo y atesorarlo dentro de una botella es algo maravilloso y un sueño hecho realidad. Estamos realmente muy contentos”. Expresa Belén Soler Valle, manager y co-fundadora
Potrero Reserva Cabernet Franc
Es un vino 100 % Cabernet Franc, proveniente de viñedos plantados en el año 2015 en su propia finca, en Gualtallary, Valle de Uco, provincia de Mendoza. Al hablar de sus suelos, podemos visualizar que poseen un gran componente calcáreo que ayuda a brindarle a los vinos una complejidad única e inigualable.
Encontramos al degustarlo un vino profundo, de color violáceo intenso y brillante. En aroma es vivaz, con acentos de fruta fresca y algo madura. En boca es intenso con taninos bien amalgamados, es un vino expresivo, vibrante y de grata persistencia.  Ideal para acompañar carnes asadas y braseadas, como así también quesos maduros.

Precio sugerido en vinotecas: $640