Achaval Ferrer, la bodega mendocina guardiana de un legado y custodia de viñedos centenarios, invita a descubrir una edición única e irrepetible de Quimera; en esta ocasión el enólogo sorprende con un blend que demuestra que un vino es diseño y arquitectura concebido desde la viña.

Cada año, Gustavo Rearte, el Enólogo de Achaval Ferrer, traza una nueva meta que lo lleva a reinterpretar la tierra, escucharla e identificar la máxima expresión de cada parcela. A partir de allí comienza su búsqueda por crear un vino imposible. Así surge Achaval Ferrer Quimera Granito 2015, una colección exclusiva de 2.700 botellas, una obra de arte que busca cuestionar los límites de la perfección.

Elaborado a partir de un ensamblaje: 65% Malbec proveniente de dos viñedos diferentes, 20% Merlot, 10% Cabernet Franc y 5% Cabernet Sauvignon, al preguntarle a su enólogo cómo se crea un vino imposible, menciona: “Diseñar Quimera es un desafío, una superación constante, es crear cortes y dejarlos descansar porque cada degustación sorprende, siempre hay algo nuevo por descubrir.” Y continúa: “Pero luego de probar cada uno de los componentes juntos o por separado y volver a ensayar, descubrimos que el malbec proveniente de Finca Altamira, un viñedo añoso plantado en 1950, tuvo un comportamiento muy particular que se destacó por sobre todos los demás en 2015 ya que contaba con una mineralidad singular y una marcada acidez. Fue a partir de allí que supimos que ese era el elemento que debíamos resaltar para crear el blend perfecto de la añada 2015.”

De allí surge el nombre de este ejemplar, Achaval Ferrer Quimera Granito 2015 que rinde homenaje al suelo y a las rocas de origen volcánico que se encuentran a lo largo de todo el viñedo de Finca Altamira.

Tomando el particular suelo de Finca Altamira como inspiración, se invitó a Tachuela, un reconocido artista y escultor mendocino a crear una pieza única, interviniendo una roca localizada en la finca. Así como Quimera es la búsqueda imposible de lo inalcanzable, el artista con la misma idea de alcanzar la obra perfecta creó una obra resaltando o quitando piezas de la roca hasta encontrar el equilibrio y la armonía perfecta. Pero, en el arte, y en ocasiones también en la enología, un toque inesperado sugiere otra combinación. Se abren entonces un sinfín de posibilidades y el proceso creativo vuelve a comenzar. De esta forma, podríamos decir que ambos artistas, tanto enólogo como escultor, han trabajado la piedra minuciosamente, en búsqueda de la obra perfecta.

Precio sugerido: $5.500 Disponible en la tienda online de Achaval Ferrer así como en las principales vinotecas y restaurantes de todo el país a partir del 31 de Mayo 2021.

Achaval Ferrer tiene una única pasión: elaborar, desde el terruño, vinos tintos argentinos de clase mundial. Achaval Ferrer produce los Malbec mendocinos más aclamados por la crítica internacional, provenientes de viñedos centenarios plantados en 1910, 1921 y 1950.

El Escultor

Nacido en Mendoza, Tachuela es un artista autodidacta. Desde 2008 comenzó a trabajar diferentes materiales y a partir de 2010 se especializó en esculpir la piedra. Sus obras han recorrido gran parte del continente americano (Argentina, Brasil y Colombia) y europeo (Suiza y Alemania).

La obra

La obra de arte es una intervención sobre una roca natural obtenida de Finca Altamira, que permanecerá en su posición original entre los viñedos. En esta provocativa pieza esculpida en roca de granito, llamada Panacrónico, el artista juega con el concepto de Ucronía. Este último es un género literario que trabaja con un tiempo imaginario explorando lo que podría haber sido, indagando historias alternativas en donde los sucesos se
desarrollan a partir de un punto del pasado en el que algún evento sucedió de manera diferente a cómo sucedió realmente.

Cuando los artistas, el enólogo y escultor, toman una decisión final en la búsqueda de la obra perfecta, dejan de lado un sinfín de posibilidades. Mediante esta obra, el artista nos invita a crear otros escenarios diversos y ucrónicos en nuestra imaginación, ya que las combinaciones son infinitas.