La primera enóloga argentina, Susana, junto a su familia recibió en la bodega de Agrelo a más de 250 personas para brindar por el vigésimo aniversario de un sueño cumplido.

El 7 de diciembre de 2019 Susana Balbo festejó junto a sus hijos José y Ana Lovaglio el aniversario número 20 de la empresa familiar. La celebración tuvo lugar en la bodega Susana Balbo Wines, ubicada en Agrelo.

Entre los invitados, locales e internacionales, se encontraba familia, amigos, colegas y todos aquellos que confiaron en la empresa y su visión desde 1999 hasta los que lo siguen haciendo en la actualidad.

Abrazo Familiar.

La familia recibió a sus invitados a partir de las 19.30, para disfrutar del paisaje de atardecer rodeado de viñedos y con la Cordillera de los Andes en el horizonte. En palabras de Ana Lovaglio “Estamos tratando de agasajar a todas las personas que nos acompañan y nos acompañaron los últimos 20 años. Realmente como hija y familia lo que siento es orgullo por mi mamá, por mi familia y por todo nuestro equipo en igual medida”.

Uno de los atractivos principales de la noche fue el mesón de vinos que funcionó como línea del tiempo de la historia de Susana Balbo Wines. Desde la cosecha 1999 hasta la 2019, el paseo llevó a recorrer un vino por cada año, pasando por los favoritos del público: Nosotros Single Vineyard Nómade Malbec, Susana Balbo Signature Brioso y BenMarco Expresivo. No faltaron los icónicos blancos y rosados, así como también el último lanzamiento de la bodega: Envero, refresco de uva natural sin alcohol.

Susana Balbo.

Al anochecer, comenzaron los discursos que dieron pie al brindis principal. Comenzó dando su palabra Edgardo Del Pópolo, gerente general de la bodega, quién recordó la carrera de Susana y sus logros, culminando su discurso con una frase muy aplaudida “Cada región vitivinícola del mundo tiene una mujer. Nosotros tenemos a Susana Balbo”.

Luego, vimos un video que invitó al brindis con veinte motivos para celebrar, en el cual, mediante fotos y entrevistas, se repasó la historia de Susana Balbo Wines de una manera muy emotiva, incluyendo mensajes
de la familia y el equipo de la enóloga argentina.

Mesa de 20 años de cosechas.

Las palabras de agradecimiento estuvieron a cargo de la mismísima Susana Balbo, quien con emoción agradeció a las personas que la ayudaron a cumplir su sueño de la bodega propia: “Hoy sé de donde saqué tanta energía. Del amor de toda la gente que me rodea. De toda la gente que me ha brindado siempre su apoyo, su cariño incondicional. De este equipo maravilloso que me acompaña desde el principio.” Además, Susana demostró su gratitud por sus raíces que la guiaron en su camino: “Agradezco a la familia que me tocó y a mis padres. A mi madre que me enseñó a trabajar sin descanso y a mi padre que me enseñó a soñar. Él estaría muy orgulloso de ver que pude llegar hasta acá. Particularmente estoy agradecida a mi Mendoza, la tierra que me ha dado esta energía, estas montañas que nos protegen y agradezco a Dios de tener a todos estos amigos que me acompañan.”

Sparkling Big Band.

La noche finalizó con la música en vivo de la Sparkling Big Band, la cual conquistó a todos con sus covers de jazz y hasta animó a algunos a bailar. José Lovaglio también expresó su agradecimiento: “Quiero agradecer a todos los presentes por acompañarnos en esta fecha tan especial para nosotros”.

La bodega promovió en su festejo un sistema de conductores designados. Aquellos que pasaban el test de alcoholemia, se llevaban un premio. La iniciativa buscó generar conciencia sobre consumo responsable.