El próximo martes 7 de mayo, será la inuguración de Simplot Argentina, la planta de papas fritas, de Fabio Calcaterra, el primo del presidente Mauricio Macri y hermano menor del constructor procesado por el caso de «Los cuadernos», Angelo Calcaterra. La inversión entre fábrica y campo es de 140 millones de dólares.

Con gran expectativa, el sector industrial de Mendoza aguarda la inauguración de la nueva planta procesadora de papas fritas de Simplot Argentina, propiedad del empresario Fabio Calcaterra. El evento será el próximo martes 7 de mayo al mediodía, donde estarán presentes autoridades de la compañía, representantes del gobierno de Mendoza  y otros empresarios vinculados a la realización del proyecto.

La planta en Mendoza esta ubicada en la ruta 7, km 397, mil metros antes del ingreso a la cárcel de Almafuerte, en el municipio de Luján de Cuyo. A su vez, la empresa ha comprado una plantación que alcanzará las 1.800 hectáreas de cultivo de papa, en localidad de Pareditas, en la comuna de San carlos. Allí Simplot trabajará con productores tercerizados y, según adelantaron sus directivos, la fábrica generará 200 empleos propios en Mendoza y más de 2 mil de forma indirecta cuando esté operativa.
La inversión total es de 140 millones de dólares. La fábrica de papas fritas de Mendoza surge de la alianza de Calcaterra con el gigante estadounidense J.R Simplot, donde ambos se reparten el 50% de las acciones.

A nivel mundial, Simplot  factura unos 6 mil millones de dólares anuales. Se trata de uno de los tres grandes jugadores del mercado de papas prefritas congeladas, junto con la canadiense McCain. Desde la fábrica de Mendoza, se podrá abastecer con unas 120 mil toneladas de papa fritas las demandas que le lleguen desde más de nueve países de América del Sur.

«El 70% de la producción será para envíos internacionales y representa un 10% adicional de las exportaciones de la provincia», afirmó Calcaterra, en una entrevista con el diario La Nación. Y amplió: «Sus tres variedades de producto -bastones, noisette y aros de cebolla- ya se venden en el Grupo Cencosud (Jumbo, Disco y Vea) y avanzan para desembarcar en las cadenas Carrefour, Coto y La Anónima. A Uruguay ya llegan con un distribuidor exclusivo que es Conaprole; en Chile tienen tres representantes y en Brasil operan de manera directa. Para el mes de marzo, la compañía sumará 270 empleados en forma directa y unos 2000 indirectos».