Dos vinos que representan dos fuerzas distintas, dos estilos que se unen para crear una personalidad única.

Bodega Estancia Mendoza presenta en el mercado, dos vinos que tiene un estilo único y que representan los símbolos del occidente y del oriente: el león y el dragón.

El oriente siempre puesto en vinculación con el Syrah, los blends se terminan tanto con Malbec como con Cabernet. Son pensados para los nuevos paladares que buscan vinos fáciles de beber, con gran expresión frutal y que puedan combinarse con distintas opciones de la gastronomía actual.

Cabernet Sauvignon – Syrah

Sus uvas provienen de Tupungato y es un 55% Cabernet Sauvignon y 45% Syrah. Tiene una nariz plena y potente, con notas frutales y herbáceas unidas a matices especiados aportados por el roble. En boca es vivaz, voluminoso y complejo. Tiene sabores intensos y taninos presentes con gran final.

Malbec – Syrah

Las uvas provienen de Tunuyán y se compone de 55% Malbec y 45% Syrah. Sus aromas son complejos e intensos, donde aparecen notas de fruta frescas rojas y negras, entrelazadas con la vainilla, cuero y chocolate. En la boca es expresivo y elegante, con buen equilibrio entre la fruta y la madera.

La línea Dralion se encuentra disponible en hiper y supermercados de todo el país a un precio sugerido de $250