Se trata de un vino elaborado con uvas provenientes de Vista Flores, Tunuyán, Valle de Uco, y criado durante 12 meses en barricas de roble francés.

Con logrado equilibrio entre la frescura de sus frutas rojas y negras, la intensidad de la pimienta blanca y notas amaderadas como el dulce de leche, es un vino de gran personalidad que promete un sinfín de sensaciones.

Este exponente viene a completar la trilogía de la línea Gran Guarda, que ya cuenta con un Malbec de Agrelo y un Cabernet Franc de Gualtallary. El concepto de tiempo que atraviesa a la bodega, nos invita a una pausa para volver a disfrutar de los pequeños placeres de la vida, en compañía de un excelente vino.

Por su parte, Gabriel Molina, Jefe de Enólogía de Bodega SinFin asegura: “Este Merlot es un varietal que presenta una identidad única, al destapar una botella no pasa desapercibido, queda en la memoria. En lo personal fue algo muy especial trabajar con esta cepa y un gran desafío a la vez. Desde un primer momento ya me imaginaba como debía ser y se trabajó en cada detalle del proceso para lograr el resultado esperado.”

La bodega dispone de una tienda online en donde se puede conseguir este exquisito Merlot, como el resto de sus vinos, con envíos a domicilio sin cargo (www.bodegasinfin.com) con un precio sugerido de $830 la botella.

Al fin de cuentas, poder detener el tiempo, es el lujo de quienes disfrutan la vida.