Junto con certificar su laboratorio de biología molecular para la detección de COVID-19, la compañía cedió equipos a otras instituciones para aumentar su capacidad diagnóstica. Además, donará 50 mil litros de alcohol gel y sanitizante.

Ante la compleja crisis sanitaria que se vive en Chile y en el resto del mundo, Viña Concha y Toro realizó dos grandes iniciativas que forman parte de su aporte al Fondo Privado de Emergencia para la Salud, impulsado por la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC).

El laboratorio de biología molecular del Centro de Investigación e Innovación (CII) de Viña Concha y Toro ha sido certificado por el Laboratorio de Investigaciones Biomédicas de la Universidad Católica del Maule (UCM) para funcionar bajo la dependencia del Servicio de Salud del Maule y realizar pruebas para la detección del SARS-Cov2 o COVID-19, como parte de la red de laboratorios articulado por el Ministerio de Ciencia, Innovación, Conocimiento y Tecnología.

Las capacidades del laboratorio de biología molecular del CII destacan por la robotización y automatización de sus procesos, contando, entre otros, con un equipo robot pipeteador Hamilton Microlab STARLet que procesa 2.300 muestras diarias y un qPCR Thermofisher QuantStudio 5 con capacidad de diagnóstico de 768 muestras por día.

Eduardo Guilisasti, Gerente General de Viña Concha y Toro, explicó que “queremos colaborar desde nuestras capacidades a superar en conjunto esta crisis apoyando en la prevención y el diagnóstico temprano. Como parte de nuestro aporte al Fondo Privado de Emergencia para la Salud, junto a la donación de alcohol gel a las autoridades, también ponemos a disposición equipos de última tecnología y nuestro equipo de profesionales del Centro de Investigación e Innovación”.

Este hito completa una primera etapa que incluyó además la cesión de equipos para extracción de ARN a la UCM y al Hospital de Talca. Esta entrega incluye un Gabinete de Bioseguridad Nivel 2 ESCO SC2-4E1 y el equipo MagMAX Express 96 Purification System máquina que da la posibilidad de cuadruplicar la capacidad de extracción de muestras por día, así como la donación de kits de purificación para realizar 1.500 extracciones de ARN y la participación como asesores en los equipos de trabajo coordinados por la autoridad.

«En tiempos de crisis, este tipo de colaboraciones nos reafirman el sentido más profundo de la alianza público-privada-academia, que es finalmente el bien común y la prosperidad de nuestro país. Quiero agradecer al Ministerio de Salud, de Ciencias, la UCM y a cada uno de nuestros colaboradores por permitirnos hacerlo posible«, señaló Gerard Casaubon, Director del Centro de Investigación e Innovación de Viña Concha y Toro.

El ministro de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación, Andrés Couve, destacó que “la comunidad científica organizada hoy contribuye a una labor esencial para el combate de esta pandemia. Gracias a la coordinación de las cinco Seremis macrozonales del Ministerio de Ciencia, en coordinación con los equipos del Ministerio de Salud, el Instituto de Salud Pública y la generosidad de la sociedad científica, las comunidades académicas y el mundo privado, hoy nuestro país destaca por la capacidad de diagnóstico de COVID-19 de manera y articulada y descentralizada”.

Sumado a lo anterior, Viña Concha y Toro realizará una donación de 50 mil litros de alcohol gel y sanitizante en distintos formatos, que permitirán llegar a personas y a organizaciones que lo requieran. Entre ellos, la red de laboratorios de diagnóstico COVID-19, redes asistenciales del Ministerio de Salud y comunidades. De estos, 40 mil litros corresponden a alcohol gel elaborado con alcoholes de la compañía a través de Winkler y 10 mil litros de sanitizante elaborados en la Planta Lontué de Viña Concha y Toro y que serán entregados a la Intendencia de la Región del Maule para su distribución local.