Agustina Hanna conducirá el equipo enológico y desarrollará el nuevo portfolio de Bodega Ruca Malen. Llega a aportar creatividad e innovación, a partir de su expertise en la elaboración de vinos de alta gama.

Abriendo paso hacia una nueva etapa en la historia de Bodega Ruca Malen, la joven enóloga llega para liderar la elaboración de vinos de esta reconocida bodega. De la mano de Agustina Hanna, quien definirá, desde esta cosecha, las decisiones enológicas que determinarán el perfil de los vinos, Ruca Malen encara una etapa de consolidación de su nueva identidad que comenzó algunos años atrás.

La nueva líder de Ruca Malen

El amor de Agustina Hanna por el vino nació de pequeña y su curiosidad y ganas de aprender sobre este mundo la motivaron a estudiar la licenciatura en enología en la Universidad Juan Agustín Maza. Comenzó  trabajar de muy joven, especializándose en la elaboración de vinos de alta gama.

 

 

Con 30 años de edad y 11 años de experiencia en prestigiosas bodegas de Argentina como Catena Zapata, Monteviejo y Bodega Rolland fue perfeccionándose en las técnicas para lograr vinos de alta calidad.  Además, realizó 3 cosechas en distintas regiones vitivinícolas internacionales: Somontano y Navarra en España y Provence en Francia, aprendiendo distintas culturas de trabajo y ampliando conocimiento en distintos estilos de vinificación.

“En España como en Francia tuve la oportunidad de aprender la importancia de los detalles, tanto en la bodega como en las fincas, y aprendí lo esencial de conocer el viñedo en profundidad y entender el impacto de la calidad de la uva en los vinos”, contó Agustina Hanna.

Los últimos cuatro años formó parte del equipo de enología de alta gama de Nieto Senetiner y ahora comienza su cosecha n° 15 con un nuevo desafío por delante en Ruca Malen.

“El poder formar parte de este gran equipo de trabajo y tener la posibilidad de profundizar el proyecto de Ruca Malen me llena de orgullo y entusiasmo. Mi objetivo a partir de la vendimia 2021 es poder aportar creatividad e innovación, con el desafío de elaborar vinos que reflejen frescura, pureza y elegancia, y poder además darle a cada vino una identidad propia, haciendo foco no solo en el terroir sino también en cada proceso.”

Un equipo audaz para elaborar vinos únicos

Ruca Malén ganó en 2014 el premio de Oro como Mejor de restaurante de bodegas del mundo.

Ruca Malen siempre fue símbolo de aquellos consumidores curiosos. El nuevo portfolio promete vinos frescos, frutales, en constante superación en términos de calidad e innovación, y con un continuo compromiso con la sustentabilidad.

“Para mí, la clave es buscar la excelencia en la materia prima, entender su potencial y estar muy encima de los detalles para lograr vinos únicos y transparentes”, afirmó Agustina Hanna.

Y en el camino de emprender una innovadora imagen de la bodega, Ruca Malen continúa siendo “la casa de la mujer joven”, significado de su nombre, donde Agustina Hanna sumará la mirada femenina, fresca y audaz en el posicionamiento de la bodega y de las etiquetas.

Agustina ya se encuentra trabajando en los nuevos desafíos y objetivos planteados para la bodega: una ampliación del portfolio con una imagen renovada, en constante conexión con los consumidores.