En los años 70, Carlos Alberto Rodriguez Pons registró la marca en Argentina. Hoy su hijo, Marcelo Rodríguez Pons, lanzó una línea de vinos con el conejito en su etiqueta.

Playboy Wines contrató al enólogo Diego Rosso (quien trabajó para Achaval-Ferrer) y crearon 3 productos: un vino (malbec) y dos espumantes (extra brut y rosado). Se trata de vinos de gama media que tienen un valor de US$ 12 la botella. La producción la tercerizan en Mendoza: trabajan con tres bodegas, entre las que se encuentran dos champagneras.

Playboy Bunny Rosé – Espumante

La uva de los delicados espumantes Playboy se extrae de viñedos de la zona de Chacayes, en el Valle de Uco, Mendoza, a una altura de 1.150 metros sobre el nivel del mar, condición que la beneficia a la misma con un importante aporte solar.

El método de elaboración respeta la cosecha manual de la uva malbec, el despalillado y el enfriamiento de vendimia. Se utilizan las técnicas de prensado neumático, separando el mosto flor apenas prensado; y de clarificación estática por frío. Su doble fermentación lo vuelve aún más apetecible.

El vino obtenido posee finas notas de frutos rojos, de buen paso por boca. Su color es rojo intenso, elemento muy seductor que buscábamos por la marca Playboy, con una corona persistente y un fino perlage. Su aroma exótico contiene reminiscencias de la mixtura de mermelada de frutos rojos, donde los sabores a mora, arándano, ciruela y cereza, se perciben acomplejados por el paso del tiempo. El espumante Bunny Rosé convida un sedoso y rico final para los paladares de los Playboy Club de todo el mundo.

“Su frescura, color, sedosidad y delicadeza nos trasladan a un asombroso momento de sensaciones incomparables”. Marcello Rodriguez Pons – CEO Playboy Wines Argentina.

Playboy Malbec

El viñedo desde donde se extrae la uva malbec para hacer los vinos Playboy está ubicado en el Valle de Uco, Mendoza, al pie de la cordillera de Andes Argentina, macizo que le aporta al suelo del viñedo un sin número de minerales, cenizas volcánicas, limos y otros micro elementos. El clima de la zona es salvaje, con una gran amplitud térmica entre la noche y el día con un cielo celeste límpido que permite que los rayos solares sean tomados por las vides para que éstas den lo mejor de sí.

El vino obtenido es de expresión varietal, color rojo violáceo, oscuro y brillante. En nariz es intenso, complejo, con aromas florales y frutales que se amalgama con la madera. En boca tiene gran entrada y mejor final con recuerdo licoroso y fresco, dulce y persistente. Se produce así un gran vino en argentina para los paladares de los Playboy Club de todo el mundo.

“Hemos logrado con los enólogos, winemakers y la bodega un vino elegante y complejo,
un gentelman, el típico malbec argentino”
Marcello Rodriguez Pons – CEO Playboy Wines Argentina