El aperitivo elaborado con base de vinos y hierbas mendocinos, tiene su propio bar en Buenos Aires y ahora también comenzó su comercialización en su provincia de origen.

Argentina tiene una gran cultura de aperitivos y de vinos, y el vermú une ambas. El vermú acerca, es parte de un ritual que incluye los bares, la comida y el encuentro, es una bebida cotidiana, simple, con raíces en el pasado pero eterna, actual y llena de futuro.

La Fuerza en sus dos versiones: Rojo y Blanco.

El vermú La Fuerza fue creado luego de más de dos años de investigación y desarrollo. Tiene dos versiones, uno Rojo, con base Malbec y uno Blanco, elaborado con base de Torrontés. Al pie de la cordillera mendocina se cosechan las uvas que dan origen al vino que luego se destila. Allí también se recolectan las hierbas que le dan un perfil aromático particular y se embotella. Sus creadores lo denominan el primer «Vermú de los Andes». Un producto natural, sin agregados artificiales.

El bar

La Fuerza es también un bar ubicado en el barrio de Chacarita, Buenos Aires. La Fuerza Blanco y Rojo se sirven de grifo y se acompañan con platos de la cocina popular argentina como buñuelos de acelga, milanesa con papas fritas a caballo o empanaditas de carne. También se sirve triolet, donde la gente elige los ingredientes entre aceitunas, porotos, salamín y queso entre otras opciones, y unas papas fritas inolvidables.

Las ensaladas, una buena opción para un vermú.

En La Fuerza se celebra la comida simple, con los mejores ingredientes, la misma que la gente puede preparar para acompañar un vermú en su casa.

Cómo nació

Agustín Camps, Martín Auzmendi, Julián Díaz y Sebastián Zuccardi.

El proyecto tomó forma con el trabajo conjunto de cuatro personas con años de experiencia en alimentos y bebidas: Agustín Camps, Sebastián Zuccardi, Martín Auzmendi y Julian Díaz, quien define el corazón del proyecto: “Nos gusta juntarnos a comer y beber, y queríamos crear una bebida para ese momento, una que tuviera historia y se pudiera pensar y crear de nuevo, mirando hacia el futuro”.En Mendoza

En una primera etapa el vermú se podía consumir servido de grifo en el bar de Chacarita, o si no adquirir botellas exclusivamente en el local. Pero ya se comenzó con la distribución y comercialización para que esté disponible en restaurantes y bares seleccionados de Argentina. En Mendoza ya está disponible en Pan y Oliva, y desde Julio se suma Zampa y Siete Cocinas, entre otros bares y restaurantes que su agregarán en breve.

Miguel Zuccardi ( al fondo), seleccionó las hierbas del piedemonte mendocino.

Precio sugerido: $ 325.