ProMendoza estuvo presente en la feria Interwine realizada en la capital de China, con la presencia de 23 bodegas que expusieron sus vinos a importadores y distribuidores.

Las bodegas tuvieron stands individuales dentro del pabellón de Argentina, el cual ocupó una superficie de 90 metros cuadrados, en una ubicación preferencial y privilegiada al estar primera en el pacillo principal de la feria.

Thomas Lin, sommelier chino y representante de la Bodega Iaccarini, de San Rafael, estuvo participado y comentó que “el Malbec y el Torrontés son las cepas argentinas por las cuales los chinos nos reconocen y son generalmente los varietales más buscados». Tanto es así, que al Malbec lo llaman “Bomba de frutas”, en el círculo de sommeliers de China, porque tiene mucha variedad y distintos niveles de sabores que se pueden percibir. A diferencia del vino europeo, el cual no les resulta fácil de tomar. Además, valoran mucho que esta cepa es fácil de combinar con diferentes comidas, ya que los chinos no tienen la costumbre de tomar el vino solo, sino que siempre lo hacen durante las comidas.

En diálogo con Rita Jia, presidente de Interwine, aseguró que la forma más segura y correcta de hacer negocios con los chinos, es “viniendo y conociendo al mercado y al importador en forma directa”. Esto se debe a que “las bodegas para exportar vino aquí deben hacer adaptaciones al producto y esas se pueden lograr únicamente conociendo sus necesidades y exigencias. Por otra parte nos comentó que “a nuestros vinos no les falta calidad para este mercado, pero sí debemos trabajar en el packaging y marketing de presentación”.

Mauricio Boullaude, representante de Barbarians Wines Group, integrado por las bodegas Super Uco, Passionate Wine, Vinilo, Gen del Alma y Tupún se refirió a la feria y nos dijo que ya en el primer día había tenido reuniones muy interesantes de las cuales, en una de ellas inclusive le habían hecho un pedido de muestras para avanzar con las negociaciones.

Recepción en la Embajada Argentina en China

La delegación participó de una cálida recepción en la Embajada Argentina en China, durante la cual el embajador Diego Ramiro Guelar destacó que “es un mercado extraordinario, pensemos que aquí hay 300 millones de habitantes que forman parte de la nueva clase media emergente y en 10 años, llegará a 500 millones. Sin embargo, hoy vendemos sólo 23 millones de dólares anuales”.

Guelar también añadió que «lo interesante es que en China todo lo que llega se vende, y se hace de forma inmediata, pero es muy difícil vender desde Argentina. El vino hay que traerlo y tenerlo en las zonas francas, ya que allí están muy desarrollados los canales de distribución. Por lo que hay una enorme posibilidad de crecimiento del sector vitivinícola».

Existen 11 zonas francas a lo largo de este país asiático, con todas las facilidades para acopiar y vender en forma inmediata. Hay además 3 oportunidades en el año donde se hacen grandes ventas, porque los chinos consumen sin límites. Una es la primera semana de octubre, cuando se celebra “la fundación de la República Popular de China por Mao Tse-tung” e implica toda una semana de vacaciones. Luego está el tradicional “Día del soltero” que se festeja el 11 del 11 (noviembre) y por último está el “Año nuevo chino” que se celebra entre la segunda quincena de febrero y la primera semana de marzo, según de determine por el calendario lunar.

Beijing

Es una de las ciudades más grandes del mundo con 2.161 millones de habitantes  y con un PBI de 2,8 billones de yuanes. Con respecto a la importación de vinos, es la Nº6 en volumen y la Nº5 por valor. Además, es un gran destino de interés, porque es un centro de radiación de 15 provincias consumidoras de vino del mercado del norte de China.

Tiene una historia que se remonta a 3 milenios, sin embargo, es conocida tanto por su arquitectura moderna como por sus sitios antiguos, y tiene el mayor número de patrimonio cultural mundial.

Tiene el mayor número de patrimonio cultural mundial. Hace 3 años, el presidente chino, Xi Jinping, definió el rol de Beijing como capital nacional: centro político, cultural, de intercambios internacionales y de innovación científica y tecnológica del país.