Entre valijas, pasajes y avionesse destaca un nuevo lugar que ofrece lo mejor en fiambres, quesos y una amplia variedad de vinos argentinos: Fausto se instala en el aeropuerto de Ezeiza y se impone como una parada dinámica y relajante para disfrutar de una degustación antes de abordar.

El aeropuerto de Ezeiza se llena de vida con la nueva propuesta gastronómica de Fausto, ideada para aquellos que buscan disfrutar de un lugar diferente con exquisitas opciones para degustar mientras los pasillos de este imponente aeropuerto se convierten en el lugar de espera para llegar al destino deseado.

Fausto despierta sentidos y deslumbra con una decoración llena de estilo y elegancia, donde el hierro y la madera se imponen y, además, las líneas rectas, la suave iluminación y la vista hacia la pista de despegue y aterrizaje hacen de él un lugar cómodo que invita a disfrutar de una propuesta gastronómica de primera calidad donde los productos nacionales son los protagonistas.

El estudio Giorgiutti, presidido de la mano de Damian Giorgiutti, fue el encargado de llevar a cabo la decoración de Fausto, basándose principalmente en el producto protagonista: el vino. Los materiales y las formas de la alzada remiten a los viejos cajones de botellas, razón por la cual se usa el hierro y las formas curvas en las esquinas.

El segundo escalón es dedicado a los quesos y fiambres autóctonos, y la madera se apodera de los espacios bajo la premisa de “salido de nuestra tierra”. Estos elementos se completan con materiales de revestimiento nobles y modernos para generar un clima de pertenencia en el cliente. Sin dudaun diseño en su conjunto que se percibe moderno, ameno y cosmopolita.

Estudio Visso es el estudio de branding especializado encargado de darle la vida a este magnífico local. Damián del Visso es su director y junto a David Sale, fueron los encargados de trabajar en el branding de Fausto, desde el desarrollo de su identidad gráfica hasta su estilo fotográfico, elección tipográfica y mástodo en conjunto con el estudio de arquitectura, equipo de socios y colaboradores de la marca.

Como un referente de la marca, el sacacorchos en forma de F resumen la propuesta primordial que refleja una paleta de colores austera y noble, eleganteasí como las aplicaciones de marca cargadas con un carácter sencillo, despojado y simple pero con calidad, valores que se transmiten  en toda la experiencia.

Por su parte, Rodrigo Sieiro es el chef responsable de la cocina y, con gran trayectoria culinaria, se encarga de brindar la mejor calidad a las preparaciones, todas elaboradas con los mejores productos de las diferentes regiones del país. Uno de los principales atractivos del lugar es su concepto de wine bar con una destacable selección de vinos minuciosamente creada por el sommelier Matias Prezioso, quien además se desempeña como el presidente de la Asociación Argentina de Sommeliers.

Variadas son las alternativas para disfrutar, desde desayunos, sándwiches, ensaladas o las destacadas tablas de quesos, fiambres o mixtas. Entre la variedad de opciones clásicas para desayunar, se destacan el desayuno Saludable (con tostadas, queso blanco, mermelada o miel, yogurt de búfala con granola y frutas, membrillo y quedo atuel) o el de estilo Americano, que incluye salchicha, jamón cocido, pan tostado, queso blanco, queso gruyère, yogur de búfala con granola y frutas.

Todas las tablas incluyen pan de campo que, además, se caracteriza por ser de La Fuerza bakery, elaborado a base de masa madre y horneado en el día, lo que le aporta indiscutible calidad y frescura. Entre los fiambres, se pueden elegir tres opciones: la primera incluye jamón crudo, salame criollo y Leberwerst; la segunda tiene bresaola, jamón cocido y salchicha; y la tercera incluye bondiola, mortadela y salame napolitano. Las tablas de quesos también incluyen, como primera opción, queso brie, gruyère y búfala de Florencia; como segunda, queso doble crema, queso tres leches y pecorino; y como tercera, queso atuel, crotti y patagonzola. Entre las tablas mixtasestán la de pecorino, mortadela, Leberwurst; la de jamón crudo, gruyère, búfala de Florencia; o la de jamón cocido, queso atuel y bresaola.

La carta también refleja variedad de sándwiches con tentadoras opciones, como el de brie con jamón cocido en pan de campo; el de salchicha y mostaza, elaborado con pan de campo, salchicha, queso atuel y mostaza Dijón; o el de trucha y stracciatella, con pan de campo, trucha, pepinillos, espinaca y stracciatella. Entre las ensaladas, se puede elegir desde la clásica Capresse, pasando por una de verdes, queso y fiambres y más.

La hora de embarcar también es un momento propicio para disfrutar de los dulces clásicos del país, como la tradicional torta de chocolate, así como también pasta frola, trota rogel, barra de cereal, granola, alfajor, cookies, medialuna, tostadas con manteca y dulce, y yogur de búfala con granola y frutas. Para disfrutar de estas preparaciones, uno de los acompañantes perfectos, que además se ha convertido en la bebida clásica a la hora de esperar, es el café y, en Fausto, Nespresso es el protagonista de la cafetería.

El vino es, sin duda, una de las bebidas argentinas más reconocidas a nivel mundial, y la propuesta de Fausto se enfoca en mostrar la calidad y diversidad del vino argentino, buscando como punto primordial que el argentino que está viajando afuera o el extranjero que está pasando sus últimos minutos en esta tierrase lleve lo mejor del país. A lo largo del espacio se encuentran distribuidos los dispensers  con gran variedad de vinos de Salta, San Juan, Mendoza y Patagonia, todas con bodegas y etiquetas que representan a cabalidad la historia de Argentina como país con tradición de vino. Asimismo, para disfrutar al máximo la experiencia, quienes deseen degustar de esta variada selección deben dirigirse al sommelierquien entregará una tarjeta especial y una copa, luego de lo cual se debe elegir entre tres medidas indicadas y así disfrutar de la degustación.

Por su parte, la carta de vinos comienza con una selección de espumantes de las mejores bodegas mendocinas, pasando por vinos rosados de la Patagonia y la provincia de Mendoza.  La variada selección de vinos blancos incluye cepas como White Blends, Sauvignon Blanc, Torrontés, Chardonnay y más. El vino tinto también se apodera de los paladares con una amplia variedad que incluye el Pinot Noir, Criolla, Merlot, Cabernet Franc, Cabernet Sauvignon, Malbec, Blend, Bonarda, Tannat y Petit Verdot y, por último, una selección de vinos dulces.

Para disfrutar de lo mejor de los dos mundos, la carta ofrece Fausto Flights, la opción de degustar una amplia selección de vinos de variedades, zonas y productores especiales que además incluye una degustación de fiambres y quesos. Las tres opciones a elegir son: Diversidad Argentina (El Esteco Old Vines Torrontés, Costa & Pampa Pinot Noir y Portero Reserva Malbec); Malbec de Norte a Sur (Laborum de Parcela Finca El Retiro, Casarena Single Vineyard Naoki y A Lisa) y Terroir Valle de Uco (Finca Suárez Malbec, Livvera Malbec y Polígonos del Valle de Uco Cabernet).

Viajar es una experiencia gratificante y, para saborear en las alturas, Fausto pone a disposición una cantidad de productos que se pueden ordenar para disfrutar a bordo o bien pueden convertirse en un exquisito souvenir al momento de llegar al destino.

Distinción y gastronomía de primera son frases que definen parte de la experiencia única que brinda este mágico lugar que se convierte en una parada obligada antes de despegar, presentándose como la oportunidad perfecta para conocer lo mejor que Argentina tiene para ofrecer.

Fausto

Dirección: Terminal C, Aeropuerto Ezeiza, Buenos Aires.
Horario: abierto las 24 horas.
Teléfono: +54 9 11 5480-5381.
Medios de pago: efectivo y tarjetas (Visa, American Express y  Master Card).
Facebook e Instagram: @Faustowinebar