Una clase de yoga a la hora del té, un picnic o brunch, algunas de las propuestas gastronómicas del enoturismo.

Salidas desestructuradas y más económicas en bodegas, aparecen en la oferta del turismo del vino en Mendoza. En el mes del Día de la Madre –se celebra el 18 de octubre- han aumentado las propuestas para captar el segmento de mujeres, jóvenes o familias que buscan una combinación de alta gastronomía, relax y recreación.

Tardes de té, picnic, brunch (un desayuno suculento que vale como almuerzo), o tapeo, son parte de los menús de los restaurantes ligados al vino. Si bien algunos ciclos como el té de Casa de Visitante y en las terrazas del Park Haytt Mendoza (todos los días de 16.30 a 19.30), ya están consolidados; este 2020 se han sumado propuestas en Susana Balbo Wines, Terraza de los Andes, Trez Wine, Piatelli, Bressia Wine, Tapiz, Monteviejo y Andeluna. Los menús varían entre $700 y $1.500 por persona, de acuerdo al programa elegido.

A estas nuevas experiencias gastronómicas, se adaptó el programa enoturístico de Yoga por los Caminos del Vino. En grupos de hasta 10 personas por clases y aplicando todos los protocolos sanitarios, en bodegas de Luján y Maipú. El valor de las experiencias Yoga más brunch o Yoga + té es de $ 1.400.

Las entradas pueden adquirirse en yogaporloscaminosdelvino.com.ar o en el portal del turismo del vino wineobs.com

Terrazas de los Andes

Noelia Scquizziatto, chef a cargo de la cocina de Terrazas de los Andes,  ha diseñado un brunch cinco estrellas para acompañar un brindis al término de la clase de yoga. Un mini sándwich de crema de salmón y hojas verdes; una tosta de hummus y tomates confitados; el tradicional revuelto Gramajo con un especial toque gourmet; una porción de carrot cake; un alfajor de algarroba y una refrescante ensalada de frutas, forman parte de la propuesta que se sirve acompañada por café Nespresso o té; aguas saborizadas naturales y una copa de vino Terrazas de los Andes Reserva en las galerías y el jardín. La clase de yoga se realiza los sábados por la mañana, pero el servicio de brunch y té está disponible de miércoles a domingo, con reservas previas.

Noelia Scquizziatto, chef de Terrazas de los Andes.

Santa Julia, marca registrada para las tardes de té

Desde las 16 horas, cada sábado Yoga por los Caminos del Vino se instala en Casa del Visitante, de Bodegas Santa Julia, en Maipú. Mantras, mudras, asanas y pranayamas se practican en un marco de gran tranquilidad y armonía.

Más tarde, la familia Zuccardi propone un menú con alfajores de maicena; tiramisú con dulce de frutilla; panes rellenos, budín de durazno y aceite de oliva; café e infusiones y néctares naturales. Este año, la oferta incluye recetas del libro de Emma Zuccardi: pastelitos rellenos de dulce de membrillo, scons, tarta de alcayota y almendras, y el bizcochuelo Reina Mary, entre otras, finalizando con un vino cosecha tardía.

El verde infinito de los jardines de Susana Balbo Wines

Una invitación a respirar y meditar en el verde infinito junto a los viñedos. La gastronomía de vanguardia de Osadía de Crear ofrece servicio de té y vistas a la montaña. Ingredientes de refinada calidad, excelencia en el servicio y la más alta pasión por el vino. ¿El menú? Tostadas con queso crema o manteca y mermelada casera; budín de limón y amapolas; croissant; alfajor de almendras; carrot cake; scon de queso y panceta con queso crema y ciboulette, y una tosta veggie. Se acompañan con limonada casera; infusión (tés de Inés Berton) o café (Nespresso) y una copa de espumante. El yoga se realiza los viernes a las 16 horas.

Mediodías de buena energía en Bressia Wines

Familia Bressia ofrece vinos refinados con la firma de su creador, Walter Bressia, que no dejan de sorprender y seducir al paladar. Con una gran vista desde los jardines hacia la Cordillera de los Andes y rodeada por rosales, los mediodías que anuncian el ansiado fin de semana llaman a recargar energía vital.

Vinos, naturaleza y un delicado brunch ideado por Tea & Company aseguran la tranquilidad y el relax en esta experiencia.

Bressia wine bar.

Mediatarde en Club Tapiz

Desde los jardines de su spa & hotel, Club Tapiz recibe al visitante alrededor de la piscina, en un marco de verdadera naturaleza campestre. Su restaurante, dirigido por Soledad Nardelli, es una casona con gran estilo que sorprende después de la práctica con una deliciosa tarde de té y refinada pastelería: alfajores de maicena; húmedos de limón; pastafrolas; hojaldritos; scones de queso; bombones; tostadas con manteca y dulce; tablas con bondiola, lomito de cerdo y queso; jugo de naranjas; infusiones y una copa de espumante acompañada de una porción de torta. Una verdadera tentación. Dese las 15 horas, todos los jueves del año.

La carta de vinos cuenta con opciones de varias bodegas.

Trez Wines, respirar belleza

En Luján, los miércoles desde las 16, bodega Trez Wines propone: viñedos, jardines, arquitectura de innovación y mucha intimidad. Las clases de yoga se realizan en un inmenso jardín, contiguo a las vides.

El servicio de té que se ofrece en las tardes incluye: tarta de ricota; mini trifle de chocolate blanco y lavanda; muffin de limón y lino; alfajor de chocolate relleno con dulce de leche; tostadas de pan de campo con queso y dulce, y un sándwich integral. Delicias crocantes y delicadas; jugos naturales saborizados e infusiones con tés especiales: de malbec y de torrontés. Una bodega con encanto, fruto de un sueño. El logro de tres amigos que elaboran grandes vinos de partidas limitadas, con excelencia y dedicación.

Tapeo en Monteviejo

Situada al pie de la Cordillera de los Andes, en el corazón de Valle de Uco, en Vista Flores, Tunuyán, dentro del grupo de propiedades de Clos de los Siete. El restaurante Espacio Monteviejo  fusiona toda la experiencia enogastronómica y turística con una de las mejores vistas del mundo, bajo la gestión de la chef Nadia Harón. El menú de tapas es una opción de almuerzo liviano, que incluye 5 variedades de tapas y mini postre maridados con 2 copas de vinos de la línea Petite Fleur. El servicio comienza a las 11 AM y se realiza en la barra o la terraza de Espacio Monteviejo, incluye la visita a la bodega.

Picnic en Piatelli

La bodega Piattelli Vineyards ofrece la experiencia de comparar vinos elaborados en las dos regiones vitivinícolas más exitosas de Argentina: Agrelo, Mendoza y Cafayate, Salta.

El menú del picnic lleva sandwich de jamón crudo, rucula y tomates o sandwich de pan negro con crema de palta, tomate y Kale. Mini Focaccia de hierbas acompañada de tomates confitados y baba ganoush. También, dos empanadas clásicas de salta: de carne de ternera cortada a cuchillo y de quesos. Y un postre degustación de quesos y dulces regionales: queso lincoln, queso suave de cabra y queso morbier; acompañado de dulce de alcayota con nueces, dulce de membrillo, quinotos en almíbar y zapallo en almíbar.

Menú desestructurado en Andeluna

Fundada en el año 2003, por capitales estadounidenses y argentinos. Andeluna nace como una sociedad entre Ward Lay, hijo del fundador de Frito-Lay y antiguo presidente del directorio de PepsiCo, y la Familia Reina Rutini, dueños de los viñedos que plantaron en los años 90. En 2011 es adquirida por la familia Barale, conocida en Brasil en el área de energía y en Argentina, como propietarios de una bodega boutique en Villa Atuel, San Rafael, donde producen y comercializan los vinos Finca Martha.

Andelina propone disfrutar de un modo desestructurado en los sillones de la galería y los jardines de la bodega, ubicada en Gualtallary, Tupungato. La propuesta incluye una copa de vino, tabla de fiambres, empanadas y brochetas; acompañado de un postre.

 La  primavera se vive a pleno en las bodegas mendocinas con tantas opciones para disfrutar de momentos inolvidables.