Il Mercato está en etapa de construcción con la intención de inaugurarlo en noviembre. Tendrá 25 locales y 7 restaurantes. Inspirado en los tradicionales mercados de productores de Europa, con patio de comidas y una propuesta de esparcimiento ligada al enoturismo.

LLa oferta comercial y gastronómica de Maipú, en el Gran Mendoza, no se detiene. El grupo inmobiliario Armentano está desarrollando Il Mercato, un polo de productos, comidas, servicios y entretenimiento, con el vino como eje conductor.

Il Mercato está inspirado en los tradicionales mercados europeos, como el de San Miguel (Madrid) o la Boquería (Barcelona), incorporando elementos innovadores de los “food halls” americanos, similar a la propuesta de Mercado Alberdi, en Córdoba. “Un espacio donde los mejores productos, ingredientes e insumos para la cocina, conviven con un espacio activo de restaurantes a la vista y tiendas gourmet”, explica la empresa maipucina que tiene otros emprendimientos urbanísticos, como el barrio cerrado Bosques de Maipú.

El sitio elegido para este desarrollo es entre las calles 25 de Mayo y Ozamis Sur, a 20 minutos en auto de la capital mendocina, a dos minutos del centro de Maipú y dos minutos del complejo Arena Maipú.

La obra de la nave central está en construcción, con un estilo de viejo mercado restaurado, con paredes de ladrillos desgastadas, techos industriales y detalles en hierro forjado. “El plan es inaugurarlo este año, durante noviembre”, adelanta Gilda Alonso, a cargo del Marketing y la propuesta turística del nuevo espacio. Habrá dos terrazas para la realización de eventos y experiencias enogastronómicas (“after winery”) con capacidad para 220 personas.

En esta primera etapa, serán 5 mil metros cuadrados de proyecto, con 25 locales, 7 restaurantes y un sector de  estacionamiento para 125 vehículos. Tendrá productos alimenticios básicos del día a día, complementado con productos gourmet de escasa oferta, como mariscos, especies exóticas, etc. Sumarán un sector de pequeños restaurantes, para el consumo de los productos frescos en el lugar. Los desarrolladores aseguran que ya se ha cerrado acuerdos con reconocidas marcas, entre ellas: Burgery, The Nook, Cake in Box, Pirca, Wine and Ride, carnicería Abasto del asador, Vinoteca y Dietética casa López; y Chocolezza.

El sector de restaurantes se encuentra dividido en planta baja y alta. Abajo tiene una capacidad para 337 personas (213 adentro y 124 afuera. Y, en planta alta, cuenta con una terraza de 100 m2 con vista a la montaña y ambiente climatizado para 76 personas sentadas. Cada local tendrá una barra para 8 o10 personas y espacio con mesas propias.

El concepto es de “Cocinas visibles” con “autoservicio”, donde cada cliente retira lo que come para llevarlo al aérea de mesas comunes mencionadas, o bien en las barras. Nicolás Armentano, el desarrollador, sostiene que será un lugar, “donde la gente quiera ir  y quedarse, con actividades que complementen la oferta de producto con experiencias sobresalientes”.

La idea es sumar eventos culinarios, clases de cocina, degustaciones, espectáculos de música y arte, con la expectativa de atraer al turismo del vino en pleno corazón de una de las principales zonas productivas de la provincia.