Con Denominación de Origen de Pago Campo de la Guardia, es un vino intenso con sabores frutales, flores blancas y un toque pastel.

Es una edición de 13.220 botellas borgoña de la vendimia de 2018. Cuenta con la denominación más alta, Vino de Pago, lo que garantiza su calidad y justifica su prestigio. De color amarillo dorado, limpio y brillante, Martúe Chardonnay 2018, es elaborado exclusivamente con uva Chardonnay procedente de la finca El Casar de La Guardia.

Este vino ha fermentado en un 85% en depósito de acero inoxidable a baja temperatura. El 15% restante ha fermentado en barricas nuevas de roble francés en las cuales el vino ha permanecido sobre sus lías durante dos meses y medio, realizándose un batonage diario de cada barrica. Después se ha procedido al ensamblaje óptimo entre ambos vinos.

El resultado, un vino con un aroma de gran intensidad a fruta madura (piña, melón) flores blancas y fondo de pastelería. La gran baza llega en boca. Desde que entra inunda todo con su amable sabor. Primero fresco, luego goloso, después se hace grande. Su paso es muy untuoso y lento. En el final de boca, se hace presente su medida crianza en barrica, dejando un recuerdo de panadería fina.

En España sólo hay 19 pagos reconocidos, entre los que figura la bodega Martúe, con Denominación de Origen Pago Campo de la Guardia, en Toledo.

El Vino de Pago es el que se produce en una zona muy determinada, con unas características geográficas específicas, que hacen que el vino sea único. Todo un reconocimiento que habla de la calidad de los vinos Martúe.