La bodega inicia una nueva etapa. Reorganiza su estructura productiva y comercial, creando una fuerza de venta propia para cubrir el territorio nacional. Al mismo tiempo divide su operación en 3 bodegas independientes.

Este año Bodegas Bianchi, una de las grandes compañías de capital nacional, apuesta fuerte al país que la vio crecer y da inicio a un plan de reorganización de su estructura productiva y comercial. De esta forma, la bodega reordena su producción en tres unidades de negocios diferenciadas:

La “Bodega Enzo Bianchi” pensada para desarrollar y lograr mayor presencia de los vinos ultra Premium en Argentina y en el mundo. Desde esta bodega, Bianchi desarrollará nuevos vinos de alta gama que se sumarán a prestigiosas etiquetas como “Enzo Bianchi”, “María Carmen”, “Los Stradivarius de Enzo Bianchi” y “Bianchi Particular”.

Otra bodega denominada “Famiglia Bianchi” que, de la mano de su “Famiglia Bianchi Premiado”, reconocido con el premio como Mejor tinto del mundo, en Vinalies Internationales 2014, Francia; comenzará un fuerte desarrollo de vinos buscando obtener la mayor expresión de los viñedos que la familia posee en el sur de la provincia.

Y por último, su tradicional bodega de San Rafael vuelve a su nombre original “Bodega Valentín Bianchi” desde donde se elaborarán sus vinos de alta demanda, los clásicos de Bianchi: “Don Valentín Lacrado”, “Bianchi DOC”, “Elsa Bianchi”, “New Age” y “L10”, vino desarrollado junto a la Fundación Leo Messi con un fin benéfico.

Al mismo tiempo la bodega renueva su esquema comercial y por primera vez en sus casi 90 años forma una fuerza de venta propia a nivel nacional. Al respecto Jean Poccard, CEO del grupo, comentó que «en sintonía con el plan de expansión y la reorganización de nuestra producción en tres unidades de negocios hemos desarrollado una estructura comercial propia que nos permitirá acompañar el crecimiento que estamos proyectando”.

La nueva plataforma comercial se configuró con profesionales de las más diversas industrias. “Bodegas Bianchi es fuerte en el eslabón productivo donde elabora más de 20 millones de litros al año. Por eso, el objetivo de sumar una fuerza comercial propia es asegurar una mejor llegada al mercado interno tanto en términos cuantitativos y cualitativos”, concluye.