El presidente de Aerolíneas Argentinas Luis Malvido pasó por Mendoza y  habló de la relación con los gremios aeronáuticos, la competencia con las low cost, las promociones que se vienen y los nuevos servicios.

¿Cuál es el balance de la política aerocomercial del actual gobierno?

-En los últimos cuatro años, Aerolíneas Argentinas creció en un 40% en operatividad y venta de pasajes. Un ejemplo de los buenos resultados ha sido Mendoza que, en el mismo periodo, creció un 98% y se convirtió en el segundo destino con mayor recepción de turistas internacionales. En el primer semestre, la aviación comercial mendocina alcanzó la cifra récord de 1,17 millones de pasajeros transportados, cerca de 500 mil corresponden a Aerolíneas Argentinas, con 17 vuelos diarios que salen desde El Plumerillo a distintos puntos del país.

¿Cuál es el rendimiento de Aerolíneas Argentinas?

Julio ha sido uno de los mejores meses para la compañía porque los aviones viajan llenos. En promedio, el mes cerró con un 80% de ocupación. Y, durante el primer semestre de 2019, hubo un 18% de crecimiento en comparación con el mismo periodo de 2018, y del 40%, en relación con 2015. Sin embargo, en los rankings internacionales somos buenos en el servicio pero malos en la productividad.

¿La llegada de las empresas low cost afectó o mejoró la situación de la compañía?

-La competencia es una bendición para toda empresa porque nos obliga a mejorar. En comparación con 2015, este año volarán en el país 6,5 millones de personas más, que es un 65% más. Es evidente que para la Argentina, ha sido positivo.

Aerolíneas Argentinas tiene 12 mil empleados directos y otros 20 mil trabajadores relacionados. En el año 2019, el déficit operativo estará por encima de los 200 millones de dólares del ejercicio 2018, que es una cuarta parte del déficit que entregó el kirchnerismo en 2015 (alrededor de 800 millones de dólares).

¿Por qué aumentará el déficit este año?

El  mayor gasto será por la suba del precio del combustible promedio que impacta en nuestros números (600 millones de dólares de costo anual de combustible). También por los vencimientos de deuda contraída en la compra de aviones Embraer (85 millones de dólares), el mantenimiento de esos aviones (otros 70 millones); y por la baja de precios por la mayor oferta y una demanda retraída por la situación económica.

¿Este año repetirán las promociones con vuelos ultrabaratos?

Las promociones están ligadas a la demanda, hoy los aviones están llenos.  Y la palanca (para vender) ha sido la financiación en hasta 12 cuotas fijas en pesos para pasajes de cabotaje y vuelos internacionales. También estamos enfocados en darles más beneficios a nuestros pasajeros frecuentes con la compra de millas y consiguiendo lugares en los aviones para que tengan pasajes gratis.

¿Cuáles son los nuevos servicios?    

En la competencia con las low cost, comenzamos a ofrecer precios más baratos para los que viajan sin equipaje y, a sumar ingresos extras para la compañía, para los que sí lo hacen, o quienes buscan ocupar un asiento específico en el avión.

Por otra parte, vemos como una gran oportunidad de expansión el haber entrado al negocio de cargas y ofrecer un servicio dentro y fuera del país para envíos de mercadería. Queremos transformarnos en el sistema nervioso del e-commerce en Argentina. Facilitamos la entrega puerta a puerta con JetPaq y sumamos el servicio Courier para la importación de las compras internacionales desde un domicilio en Estados Unidos vía Miami, haciéndonos cargo de todo el trámite aduanero y  la entrega en puerta de quien hizo la compra. Ya tenemos 10 mil personas registradas en el servicio que tiene un costo de U$S 15 dólares por kilo.

Además hemos ingresado en el negocio de MRO (Maintenance, Repair and Overhaul), que implica la prestación de servicios de mantenimiento de aviones de otras empresas que llegan a Ezeiza.

¿Cómo está el conflicto con el gremio de pilotos?

La actitud del gremio de pilotos APLA afecta la credibilidad y confiabilidad de la compañía con un interés político directamente ligado al kirchnerismo. La discusión ha dejado de ser de empresa a gremio,  ha pasado a ser una  discusión política. Pablo Biró está muy identificado con el kirchnerismo y sus acciones exceden, por lejos, la situación concreta de la compañía. El gremio no puede hablar de despidos cuando hay 180 pilotos comerciales más en Aerolíneas Argentinas.

La lectura del comunicado a los pasajeros en contra de la política aerocomercial sale del carril operativo para hacerlo en un fin político que perjudica  a los pasajeros, al prestigio, la credibilidad y la confiabilidad de la propia compañía aérea. Por cada paro que deja a 40 mil pasajeros en tierra, se pierden 20 millones de dólares, en términos de credibilidad; es decir pasajeros que dejan de elegir la compañía porque no saben si van a llegar a destino en tiempo y forma.