La operación reafirma el estatus de potencia vitivinícola de la bodega como productora argentina y la posiciona idealmente para su futuro desarrollo.

Achaval Ferrer, una de las bodegas más distinguidas de la Argentina y hogar del Malbec más aclamado, anunció hoy la adquisición de la Bodega Melipal en Agrelo, Mendoza. No se divulgaron los términos de la transacción.

Achaval Ferrer, una de las bodegas pioneras en llevar el varietal Malbec al resto del mundo, fue fundada en 1998 y rápidamente se consolidó como una de las primeras bodegas argentinas de «culto». Afincada en Mendoza, Achaval Ferrer ha asumido un duradero compromiso con las más exigentes normas internacionales de la viticultura sustentable con un plan ambiental integral y un programa de responsabilidad social corporativa que produce los vinos de mayor calidad, tal como lo evidencian las calificaciones otorgadas por Robert Parker en un rango siempre superior a 90 en todos sus productos.

La adquisición de la Bodega Melipal y sus viñedos complementa los soberbios activos de Achaval Ferrer y hace posible su ingreso a nuevos mercados. Parte de la adquisición incluye el excepcional viñedo «Las Nazarenas», plantado en 1923, hecho que refuerza el compromiso de la bodega con la producción de vinos únicos.

Bodega Melipal fue fundada en 2003, y posee 74 hectáreas de viñedos en Luján de Cuyo, cuna de los viñedos de Malbec sin injertos más antiguos de Mendoza. Se trata de una bodega sumamente moderna con un catálogo que incluye dos marcas principales: Melipal e Ikella.