Search
Close this search box.

Se suma a la escena gastronómica mendocina que es, sin duda, una de las más pujantes y atractivas de la Argentina. 

El restaurante está ubicado en el corazón de la Finca Los Arbolitos, un viñedo icónico de casi trescientas hectáreas en el corazón de Los Chacayes. Se trata de una de las zonas vitivinícolas con mauyor prestigio del Valle de Uco, con la Cordillera de los Andes brindando un marco natural único e imponente. Hornero llega con el objetivo de convertirse en un referente de la gastronomía de la región y de complementar el desarrollo hotelero e inmobiliario de La Morada Life.

El eje de la propuesta gastronómica gira en torno a los hornos, protagonistas indiscutidos de la cocina de Mendoza. Este método de cocción es ideal para trabajar con productos frescos, sabores locales y preparaciones simples, tanto con platos salados como dulces. En Hornero se construyeron -especialmente y a medida- dos hornos a leña que permiten alcanzar distintas temperaturas de manera simultánea:  más fuerte para fuegos cortos, y menor para aquellos platos que requieren cocciones más suaves y prolongadas.

Edward Holloway, creador de la cocina de Hornero.

“Las mejores experiencias y conversaciones suceden en torno a una mesa bien servida. Queremos que Hornero sea ese lugar de encuentro descontracturado, para disfrutar con amigos y familia y que pueda visitarse cotidianamente. Por eso, la carta está diseñada con opciones para compartir, elaboradas en su mayoría en el horno a leña”, comenta Edward Holloway, creador de la cocina de Hornero. Radicado ahora en Mendoza, forjó su experiencia en Jöhri’s Talvo, restaurante suizo reconocido con dos estrellas Michelin, para luego consagrarse en dos prestigiosos proyectos gastronómicos como Butterfly (Bariloche) y Uco, de Fierro Hotel (Buenos Aires).

La carta guarda un lugar importante para fiambres y embutidos nacionales e importados, para los cuales se restauró una antigua cortadora Berkel de los años sesenta. Entre los platos diseñados por Holloway se destacan también las empanadas de chivo y queso de cabra, los langostinos enteros a la chapa con huancaína y la ceja ahumada con ajos confitados y salvia. En cuanto a los postres, el crumble con frutas de estación, tomillo y torrontés y los helados de elaboración propia.

El programa de bebidas ofrece una larga y surtida barra enfocada en coctelería clásica y destilados de alta gama, que invita a disfrutar de un aperitivo mientras se contempla la puesta del sol sobre los Andes o un digestivo después de comer; y una impactante cava subterránea climatizada, con capacidad para más de doce mil botellas atesora vinos incunables, curiosidades y clásicos para todos los gustos.

Andrés Rosberg, ex presidente de la Asociación de la Sommellerie Internacional y sommelier ejecutivo del restaurante.

“Nuestra cava es un homenaje a los grandes vinos que Argentina produce. Por supuesto que hay un foco en la IG Los Chacayes y el Valle de Uco, ya que trabajamos codo a codo con nuestros vecinos. Pero también queremos honrar el trabajo de los viñateros del resto del país, por lo que seleccionamos meticulosamente etiquetas que provienen desde Chubut hasta Jujuy”, anticipa Andrés Rosberg, ex presidente de la Asociación de la Sommellerie Internacional y sommelier ejecutivo del restaurante.

Hornero abre de jueves a domingo al mediodía y los viernes y sábados por la noche, sólo con reserva previa.

Hornero

Dirección: Calle La Siesta, Los Chacayes Tunuyán

Reservas: +54 9 2613 30-6000

Instagram: @lamorada.hornero