La bodega de Perdriel lanzó una linea de vinos de vanguardia: un vino blanco tranquilo y un espumante natural. Ambos 100% Torrontés riojano.

Los vinos buscan nuevos públicos y los consumidores, nuevos vinos. Las bodegas se reinventan, apuestan a nuevos formatos y productos para los diferentes perfiles y momentos de placer. Así nació la línea Capriccio wines de Dante Robino: “Creamos una marca vanguardista, fresca y audaz. Capriccio incluye un vino blanco tranquilo y un espumante natural, cien por ciento Torrontés riojano: lo llamamos Dolcezza y Fiore, dice Vanesa Sanmartín, a cargo de Marketing de la bodega de Perdriel, Luján de Cuyo. Y explica que buscaron desarrollar una marca que la hablara directamente al público, “tus momentos, tus vinos, tus caprichos”, es el slogan que acompaña el lanzamiento para esta primavera y el próximo verano.

El vino y el espumante Capricchio serán parte de los eventos Sunset 1ª edición y  Muy Mona, los día 4 y 5 de octubre respectivamente, en los jardines de la bodega de Perdriel. Y serán degustados, también, en tragos frescos, de temperada. “Queremos que la gente acompañe todos los momentos placenteros con este vino y este espumante. La realidad es que nosotros sentimos que Capriccio es un marca para cualquier momento y espacio de consumo, con amigas, en una celebración, al atardecer, en una pileta, entre otros momentos”, comenta la responsable de Marketing.

Después del lanzamiento de ambos vinos, la bodega Dante Robino adelantó que piensa proyectar la línea Capricchio a otros desarrollos con un estilo de vinos vanguardista.

La enóloga Soledad Buenanueva presentó a VinosyBuenVivir los nuevos vinos de Dante Robino:

Capriccio Fiore

 

“Fiore es 100%  Torrontés de Cafayate, Salta. Es un dulce natural, súper fresco, bebible para la primavera y el verano. Tiene muy poco alcohol 7,5% y 60 gramos de azúcar”.

“Sus viñedos fueron implantados en 1990 sobre suelo franco arenoso, con presencia de piedras en profundidad, conducidos en parral. Regados por agua proveniente de deshielo de la Cordillera de Los Andes. La finca está situada a una altura de 1700 msnm, lo que otorga una gran amplitud térmica entre el día y la noche, ayudando a un excelente desarrollo de componentes aromáticos, los cuales caracterizan a los Torrontés de Cafayate, aromas a flores blancas, cítricos y frutas blancas, dando vinos delicados y aromáticos”.

“El proceso de elaboración es con uva cosechada cuando tiene las condiciones óptimas de azúcar y acidez deseada para este tipo de productos dulces naturales (aproximadamente 190-200 gr/litro). Las uvas son prensadas suavemente para obtener un mosto de alta calidad, en bodega se somete a temperaturas entre 6-8º C, para obtener un mosto límpido óptimo para fermentar, el cual es enviado a tanques de acero inoxidable para realizar su fermentación con levaduras seleccionadas dentro de un tanque de Charmat. La fermentación dura aproximadamente 30 días, y se realiza a muy bajas temperaturas para preservar aromas (8-10 °C).  Una vez que se han consumido unos 110 gramos/litro de azúcar, las válvulas del tanque se cierran, para alcanzar unos 5,5 kg de presión, luego la fermentación se detiene por acción del frío (–3ºC), quedando un azúcar natural remanente de aproximadamente 60 gramos/litro. Esto le otorga una sutileza única. Por último, el espumante es centrifugado y filtrado para otorgarle su limpidez final antes de ser embotellado a 0°C”.

“En cuanto a los sentidos: En la vista se presenta de un color amarillo pálido con matices verdosos y acerados. Conserva delicados aromas a frutas cítricas, tropicales y florales, característicos del cepaje emblema de Argentina, el Torrontés. Su paso en boca amable, frutado, equilibrado y persistente, con una acidez que lo hace fresco e invita a seguir tomando. El mejor compañero de los postres, mousse de frutas, propuestas con chocolate blanco, tarta de fresas con crema, strudel de manzana o ciruelas, pie de limón, quesos azules con frutos secos, budines de frutas pasas y confitados, entre otros».

Temperatura de servicio recomendado: 5ºC a 8ºC. Valor en góndola: $215.

Capriccio Dolcezza

 

“Dolcezza surge del mismo viñedo Torrontés 100%, de Cafayate, Salta. Tiene 8,5% de alcohol 60 gramos de azúcar por litro”.

“La uva es cosechada cuando tiene las condiciones óptimas de azúcar y acidez deseada para este tipo de productos dulces naturales (aprox 190-200 gr/litro). Las uvas son prensadas suavemente para obtener un mosto de alta calidad, en bodega se somete a temperaturas entre 6-8º C, para uego ser enviado a tanques de acero inoxidable a muy bajas temperaturas para preservar aromas (8-10 °C) para lograr la sutileza del azucar residual”.

“En vista nos encontramos con un vino amarillo pálido conreflejos verdosos y plata. En nariz encontramos una gran presencia de aromas frutales y florales entre las que percibimos, principalmente, recuerdo de azahares, damascos, ananá, duraznos blancos con notas cítricas y suaves hierbas que lo realzan, muy característicos del varietal. En boca, además de su persistencia y elegancia, encontramos una sensación de equilibrio, entre el dulzor y una acidez justa que nos aportan frescura e intriga por seguir afianzando los recuerdos de los mismos frutos percibidos en el aroma”.

“Capriccio Dulce Natural es un vino ideal para acompañar postres no muy dulces o a base de quesos como el Cheesecake. También quesos blandos o simplemente para preparar tragos bien helados con el agregado de pulpas de frutas como duraznos o ananás y disfrutar los momentos previos o el cierre de cualquier comida”.

Temperatura de servicio recomendada: 8ºC a 10ºC. Valor en góndola: $195.