Bodega Mendoza es una vinoteca gastronómica en el pujante barrio del Poblenou. Tres mendocinos, afincados en Cataluña, crearon este espacio para la venta y degustación de vinos, cervezas, vermuts y destilados.

El descubrimiento del mes de VinosyBuenVivivir se llama Bodega Mendoza que está en Barcelona, España. Sí, la ciudad condal que ha sido refugio para muchos argentinos que emigran en busca de mayores oportunidades, tiene ahora este espacio dedicado al vino y otras bebidas, como vermuts y cervezas.

Sus propietarios son tres mendocinos: Laura Camoranesi, Lalo Raganato y el enólogo Jose Ortiz Maldonado. Ligados por la cultura enogastronómica, la elaboración y la comercialización del vino decidieron apostar a este emprendimiento que conjuga tragos, platos típicos,  música y buena compañía.

Bodega Mendoza se encuentra en la calle Ramón Turró 181, a 20 metros de la famosa Rambla del Poblenou (Pueblo Nuevo) y la concurrida playa Bogatell.  El Poblenou es un barrio céntrico con un gran pasado industrial, conocido como “El manchester catalán”,  que está siendo renovado y convertido en una de las zonas más pujantes de Barcelona.

¿Cómo definen el concepto de vinoteca gastronómica?

Una vinoteca gastronómica es Bodega Mendoza, un lugar donde encontrás vermuts caseros, cervezas artesanales; y vinos locales y de las diez grandes capitales del vino. Todo esto acompañado de los mejores productos gourmet y platos especialmente elaborados para maridarlos. Además, ofrecemos un asesoramiento profesional personalizado para disfrutarlos tanto aquí, como en casa con tus amigos.

¿El nombre que eligieron es un homenaje a los orígenes de los socios fundadores?

Lo que se entiende por “bodega” en España es un punto de encuentro familiar y de amigos, donde se disfrutan de buenos platos caseros y bebidas de tradición. Y lo llamamos Mendoza, por el afán de fusionar nuestras raíces a la cultura española.

¿Qué productos ofrecen?

Somos el primer Wine Point en el mundo de Bodega Cinco Sentidos, donde cualquiera puede disfrutar de toda su línea de vinos. Ya forman parte de este emprendimiento, además de Bodega Cinco Sentidos,  Domiciano, Siete fincas, Las Nencias y la destileria mendocina Hilbing, con el primer gin de Malbec.

Nuestra visión es expandirnos, replicando este modelo en las diez grandes capitales del vino. Ya estamos trabajando en la apertura, en dos de ellas.

¿Qué tipo de bebidas?

Junto a los vinos de las diez grandes capitales, se pueden encontrar una gran diversidad de estilos de vinos: espumosos, cavas, champagne, ecológicos, biodinámicos, naturales, orgánicos, ancestrales, especiales, espirituosos y, por supuesto, grandes cavas y vinos catalanes. Una acotada pero excelente selección de cervezas artesanales, vermuts y destilados.

Contamos con 12 tiradores de vino por copa, 4 tiradores de cerveza artesanal y una minuciosa selección de ginebras, ron y whiskies de alta gama, para deleite de los paladares más exigentes.

¿Realizan degustaciones y encuentros en torno a las bebidas?

Hemos planificado un buen calendario de actividades. Los fines de semana realizamos “Vi i Vinilo”, son mediodías de vermut, vino y jazz, donde puedes acercarte con tus propios vinilos para disfrutar de una buena música y compañía. También organizamos Jazz Session.

¿Qué los unió en este proyecto?

Somos tres mendocinos con experiencia en el mundo del vino. Después de algunos años nos reencotramos en Barcelona, con un mismo interés y sueño: la pasión por esta noble industria.

Somos profesionales con larga experiencia en el sector: Laura, una empresaria con casi 20 años emprendiendo negocios en Barcelona; José, un enólogo con un amplio curriculum en bodegas del mundo y negocios de gastronomía; y Lalo, con el conocimiento en la difusión, marketing y comercialización del vino; y un pequeño restaurante en Mendoza. Además, Laura y Lalo llevan 10 años con un restaurante, Mi Gracia, con una excelente crítica a nivel internacional, por sus carnes argentinas y por sus vinos, mayormente mendocinos.

Todo esto, hace de Bodega Mendoza, un sitio exclusivo y un portal para promover a las pequeñas bodegas mendocinas en este mundo globalizado.